Unilin defiende subir el liston de los laminados resistentes al agua

unilin resistencia al agua

Hoy en día, la resistencia al agua del laminado se evalúa mediante un ensayo de inmersión. Para ello, se sumergen en agua planchas de muestra del suelo laminado y luego se mide su grado de hinchazón. Sin embargo, este método tiene un problema: «Sólo examina la resistencia al agua de las planchas por separado, no la del suelo instalado en su conjunto», explica Jasper De Jaeger, director de Servicios Técnicos de UNILIN. «Ese es el motivo por el que hemos desarrollado nuestros propios ensayos, que son más precisos, estrictos y, sobre todo, representativos de las situaciones de la vida real».

El sector de los suelos todavía no cuenta con un estándar aceptado de forma generalizada para las pruebas de resistencia al agua de los suelos flotantes. Si bien habitualmente para medir este factor en suelos laminados se usa el ensayo de inmersión, se están poniendo sobre la mesa propuestas de nuevos criterios. «Las únicas pruebas relevantes son las que se realizan después de la instalación», aclara Jasper. «Sólo se puede hablar verdaderamente de un suelo laminado resistente al agua si se demuestra su impermeabilidad una vez instalado, con sus juntas, biseles, perímetros, etc.».

Pruebas propias

En su proceso de innovación continua, UNILIN ha desarrollado sus propias pruebas de estanqueidad para garantizar que los suelos laminados sean realmente a prueba de agua. «Después de amplias investigaciones y experiencias, hemos desarrollado tres tipos de análisis para evaluar un suelo laminado instalado: una prueba con fregonas, una con cilindros de agua y una en condiciones reales», explica Jasper. «De esta manera, examinamos nuestros productos de una forma relevante, estandarizada y sistemática».

Una forma de examinar si un suelo laminado instalado es estanco o no, es realizando la prueba de las fregonas. Jasper: «Este ensayo de laboratorio del grupo consiste en cubrir el suelo, una vez instalado, con fregonas mojadas y dejarlo así durante 14 horas. No utilizamos agua sola, sino que le añadimos jabón. Esto hace que la prueba sea más severa, ya que el jabón reduce la tensión superficial del agua. A continuación, evaluamos el suelo. ¿Se ha infiltrado agua por las juntas?¿Hay algún daño en la superficie o alguna hinchazón? Inspeccionamos, medimos y así sabemos si el suelo ha superado o no la prueba. Una vez que el suelo ha estado expuesto al agua durante 24 horas, también realizamos un ensayo con una silla con ruedas y volvemos a comprobar la estanqueidad».

Que no se cuele nada

Un control igual de estricto, si no más, de la resistencia al agua de un suelo es la prueba con cilindros de agua. «Colocamos un cilindro en la T que forman las conexiones de las planchas del suelo instalado, lo llenamos de agua y jabón y con ello se evalúan los biseles y la calidad de la instalación», continúa Jasper. «Pasadas 4, 12 o incluso 24 horas, se examina y se mide la hinchazón. Hasta ahora, nunca hemos visto una dilatación de más de 0,05 mm. Además, se analiza la permeabilidad de todos los puntos de contacto. Y también realizamos la prueba con otros líquidos, como vino u orina de mascotas, pero nuestros suelos siguen teniendo un resultado igual de bueno».

Siempre con el usuario real en mente

El ensayo de UNILIN en condiciones reales se llevó a cabo para probar los suelos en situaciones como las del mundo real: una lavadora que pierde agua, una bebida derramada, un cachorro que orina en el suelo, etc. «Los análisis como el ensayo de inmersión estándar no son relevantes para el consumidor final porque no examinan suelos instalados en circunstancias de la vida real», señala Jasper. «Nuestra prueba en condiciones reales sí lo hace. ¿Qué pasa si uno está bañando a un niño que no para de salpicar agua? ¿O si tiras accidentalmente un jarrón? UNILIN somete sus suelos a todas estas situaciones y muchas más. Así, nuestros clientes pueden tener la certeza de haber elegido un suelo laminado a prueba de agua».

Resistentes, versátiles, fáciles de limpiar y asequibles: los suelos laminados son una opción de gran popularidad en los interiores actuales, y con razón. Ahora que ha entrado en escena el laminado biselado resistente al agua, va camino de convertirse también en la base preferida para cocinas y cuartos de baño. Como uno de los impulsores clave en esta revolución de los suelos, el fabricante especialista UNILIN, que produce las marcas Quick-Step, Pergo y Balterio, explica la ingeniosa tecnología que hay detrás de sus suelos laminados impermeables.

La impermeabilización de un laminado exige innovación y creatividad. Haciendo gala de estas cualidades como ningún otro, UNILIN lleva desarrollando colecciones de laminado resistente al agua desde 2014. «Cada una de nuestras marcas tiene una colección a prueba de agua que se sustenta en los exclusivos conocimientos que UNILIN ha desarrollado de primera mano», expone Laurent Meersseman, director de I+D de UNILIN.

La avanzada tecnología

El gran reto a la hora de impermeabilizar suelos flotantes biselados es que, en el caso de un suelo laminado biselado instalado, el agua puede infiltrarse muy fácilmente por las juntas. UNILIN resuelve esto gracias a una tecnología de estanqueidad basada en tres pilares: prensado de los bordes o biseles de las planchas durante la producción, adición de un recubrimiento hidrófugo y uso de sistemas de instalación de clic pretensados.

«En lo que respecta a los suelos laminados biselados, los tres elementos son decisivos para conseguir un resultado final 100 % resistente al agua», explica Laurent. «Nuestra innovadora tecnología de biselado combina de manera única un recubrimiento hidrófugo con un sistema de clic patentado, lo que garantiza un resultado final estanco. Además, UNILIN aplica esta tecnología tripartita a diferentes marcas y métodos de instalación».

Quick-Step: otra categoría en biseles

La marca de suelos de calidad Quick-Step ofrece dos colecciones de laminado resistente al agua y muy resistente a los arañazos: Impressive (Ultra) y Majestic. Laurent: «Los biseles se forman por presión en la capa de superficie HDF y en el proceso de producción se les aplica un revestimiento para evitar cualquier debilidad en el suelo instalado. Así evitamos que se filtre agua por los biseles y las juntas del suelo tienen la misma calidad que las superficies de las planchas, con el mismo recubrimiento impermeable, antiestático y resistente al desgaste. A esto le añadimos el sistema de instalación pretensado Uniclic® de UNILIN, patentado, y así disfrutamos de un suelo laminado que parece natural y resiste al 100 % al agua y otros
líquidos».

Pergo: una resistencia al agua sensacional

Bajo el lema «un nuevo paso hacia adelante para los suelos laminados», en 2016 Pergo introdujo su revolucionaria colección de laminados resistentes al agua Sensation. «De forma similar a las colecciones de laminados Quick-Step a prueba de agua, las planchas Pergo Sensation tienen biseles que se forman por presión durante la producción y un revestimiento hidrófugo que elimina puntos débiles en los suelos instalados», comenta Laurent.

«Al crear una superficie totalmente sellada gracias a la instalación con tensión, las tecnologías de enganche en clic en vertical Uniclic® and PerfectFoldTM que UNILIN aplica respectivamente para los lados largos y cortos de las planchas, contamos con el tercer y último elemento de una impermeabilidad impecable».

Balterio: grandeza de impresión digital

Para crear su primera colección hidrófuga con impresión digital, Balterio desarrolló Grande. «En el caso de Grande, los biseles no se forman por presión en los paneles HDF, sino en su gruesa capa de lacado al uretano», explica Laurent. «Balterio
presenta dos sistemas de clic por colocación en vertical pretensados, CXP+ y FXP. Además, los suelos laminados Grande se acaban con el revestimiento característico UNILIN. ¿El resultado? Suelos resistentes al agua y con un aspecto totalmente natural».

Innovación continua

UNILIN invierte decididamente en innovación. «En estos momentos estamos investigando formas de aplicar la estanqueidad y la tecnología de los suelos laminados biselados a otros productos como, por ejemplo, nuestros suelos no biselados», afirma Laurent. «En esos suelos, los puntos de unión entre las planchas son igualmente importantes para conseguir un resultado final estanco. Basándonos en nuestra creatividad y nuestra experiencia técnica, avanzamos continuamente para crear suelos preparados para el futuro».

Check Also

Foto Faus Domotex 2017

Faus acude a Domotex 2018 con interesantes novedades

El fabricante español de pavimentos laminados y revestimientos de pared Faus International Flooring participará, como …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 2 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies